Construimos sueños de paz

Este es el lema que los centros vicencianos han elegido como centro de trabajo en la pastoral para este curso 2022-23.

                                                               

 

Vivir el don de la Paz, que nace de una actitud interior y nos lleva a comportarnos como agentes de paz en nuestro entorno y en la sociedad es el objetivo perseguido por la comunidad educativa, que lo trabajará no solo en las tutorías sino en las oraciones de cada, así como en las festividades a lo largo de todo el curso escolar y en cualquier oportunidad que tengamos para hablar con nuestros alumnos.

 

 

Desde una visión cristiana, debemos perseguir que nuestros alumnos, al terminar su formación entiendan tres cosas:

1.  Que la paz está en cada uno de nosotros, y que consiste en vivir como hijos de Dios y hermanos de los hombres según el modelo que tenemos en Jesús.

 

2.   Que todos debemos cultivar la paz en nuestro entorno viviendo actitudes de empatía, diálogo, cooperación, respeto, perdón, implicación y amor hacia los más débiles.

 

3.   Que hemos de practicar  la cultura del cuidado de las personas y de la casa común como camino para construir la paz.

Pues con las miras puestas en este ambicioso objetivo, no solo para nuestros alumnos sino para todo el personal del centro y por supuesto para las familias, nos disponemos a comenzar el curso. 

 

FELIZ CURSO 22-23