Aunque ya inició su nueva etapa a principios de septiembre, el pasado sábado la comunidad educativa se reunió para dar gracias por los más de 40 años de dedicación a la labor docente en este centro.

Rodeada de sus compañeros y antiguos compañeros de profesión, así como del personal no docente del centro que también ha compartido sus años de trabajo con ella, Marisol dice adiós a una bonita etapa e inicia una nueva en la que deseamos siga sin perder esa alegría que ha contagiado siempre a todos aquellos que hemos tenido la suerte de cruzarnos en su vida.

Marisol, muchas gracias por los años compartidos y a disfrutar de todo lo que queda.

u