Y aunque en estos momentos en los que parece que todos los días son iguales, PUES NO

 LA PRIMAVERA HA LLEGADO, porque en la vida, todo tiene un tiempo y un momento y porque después del de la oscuridad, las lluvias, el frío… del invierno, llega el color, el sol, el nacimiento de las flores de la primavera.
Llevemos esto a nuestra vida hoy, que este momento de encierro que nos entristece lo utilicemos para preparar nuestra METAMORFOSIS (mejorar en nuestras relaciones más cercanas, aprender a autocontrolarnos, a organizarnos, a dar importancia a lo que realmente la tiene, a utilizar nuestra creatividad, a tener conciencia social, a saber que no estamos solos en el mundo y que todos juntos somos más fuertes).
Que al igual que las mariposas en sus capullos podamos salir a nuestra primavera mejor preparados, aunque en esta ocasión tarde un poco en llegar.

Es momento de siembra y de cuidar para luego recoger los frutos, como hacen nuestros niños en el huerto.