Permaneced en mi amor

Como cada curso escolar, los centros vicencianos de España comparten un mismo objetivo. Este curso, el objetivo educativo tiene por lema: PERMANECED EN MI AMOR

                                                               

     EL AMOR visto desde la fe, visto desde la perspectiva cristiana. Ese AMOR con mayúsculas, marcado por el ejemplo de amor que Cristo nos mostró a lo largo de su vida,. Ese amor al prójimo, sea familia, amigo, compañero, conocido o alguien con quien simplemente nos cruzamos. Ese amor al regalo de la creación que tanto nos cuesta ver y apreciar. Y por qué no., ese amor a nosostros mismos cuya existencia ha sido el mejor regalo que Dios nos ha entregado y que pocas veces sabemos valorar. Ese es el AMOR del que este año hablaremos a nuestros alumnos y que es lo que a lo largo de sus vidas de ha de guiar las decisiones  que tomen en su peregrinar por este mundo desde la LIBERTAD Y LA RESPONSABILIDAD que se han trabajado los cursos anteriores.

    Para aproximarnos a este gran objetivo, seguiremos tres líneas de trabajo: 

        1.-Educar la mirada para descubrir el amor de Dios en nosotros, en los otros y en todo lo que nos rodea aprendiendo a valorarlo y agradecerlo.

        2.-Conocer modos concretos de vivir el amor, acercándonos a Jesús y aprendiendo de sus gestos y palabras.

        3.-Vivir el amor como entrega, con gestos concretos de fraternidad y cuidado de nosotros mismos, de los otros y la creación.

     

Pues con las miras puestas en este ambicioso objetivo, no solo para nuestros alumnos sino para todo el personal del centro y por supuesto para las familias, nos disponemos a comenzar el curso. 

 

Mucho ánimo a todos en este extraño curso que se nos presenta y que las dificultades del mismo no nos impidan profundizar en nuestro objetivo Y RECORDAD LO QUE DIJO SAN VICENTE. 

 

FELIZ CURSO 21-22